USO Y CUIDADOS DE LA JOYA

Las piezas DE DIOS están realizadas en plata 925.

La plata es un metal blando que, al contacto con materiales duros, es susceptible a rayaduras, y con el paso del tiempo, a la oxidación natural, la cual puede acelerarse debido a condiciones ambientales extremas, o por el ph de la piel o agentes químicos como cloro, sulfuros, productos cosméticos o pulverizadores ambientales.

RECOMENDACIONES

Recomendamos ciertos cuidados para mantener el estado original de las piezas DE DIOS fabricadas en plata:

  • Quitarse las joyas para trabajos en el hogar en los que puedan rayarse, o entrar en contacto con productos químicos que atacan u oxidan el metal.
  • Quitarse las joyas al bañarse o hacer gimnasia.
  • Guardar las joyas en envase individual para evitar rayaduras.
  • Limpiar su joya de plata con paños especiales para limpieza de joyas.
  • Solo utilizar limpiadores especiales para plata, siguiendo las instrucciones para su uso.
  • En caso de requerir limpiar restos de cremas, sugerimos utilizar detergente neutro y un cepillo de fibras suaves que no raye la pieza, luego secarla con un paño para limpieza de joyas.
  • Las cadenas pueden limpiarse con pasta de pulido de plata, un cepillo suave y luego un paño hasta levantar brillo, Los restos de pasta se retiran con limpieza bajo agua tibia con detergente neutro y posterior secado con paño suave.
  • Los Cueros y cordones son susceptibles de desgaste con el uso y su aspecto cambia sustancialmente cuando se mojan con agua u otros líquidos. Para mantener su estado original, quitarse los mismos para evitar que se mojen.